¿Has soñado con llegar a la iglesia y a tu fiesta en una lujosa limusina?

Escoger una limusina como tu transporte para ese día tan especial añadirá un toque de elegancia y sofisticación a tu llegada.

Pero eso sí, es importante escoger la mejor limusina que se ajuste a todas tus necesidades. La primer cosa que debes considerar es que el precio  esté dentro de tu presupuesto. Hay muchos paquetes diseñados especialmente para Quinceañeras.

Pregunta que te ofrecen con cada paquete y escoge el más adecuado para tí, esto incluye el número de horas, transportación a la ceremonia y a la fiesta. Algunos paquetes también ofrecen paseos por la ciudad.

Muchas veces, las Quinceañeras están muy ocupadas planeando la fiesta y se olvidan de agendar la limusina. Esto es un grave error ya que llegado el momento de querer reservar puedes encontrarte con que tu fecha ya está ocupada.

Lo ideal es reservar por lo menos con 6 meses de antelación para evitar situaciones como ésta. El reservar con tiempo también te permite escoger con calma la limusina perfecta para tí. Lo que nos lleva entonces a escoger el tamaño.

No todas las limusinas son del mismo tamaño ni ofrecen los mismos servicios. ¿Quién va a viajar contigo ese día? ¿Tus familiares y padrinos? ¿Tu corte tal vez? Es indispensable que sepas cuántas personas viajarán ese día contigo para poder rentar la limusina perfecta.  

En una limusina clásica caben de 6 a 14 personas aproximadamente, recuerda que el vestido ocupará bastante espacio. Si tu corte es muy grande y necesitas algo más espacioso, opta por una limusina SUV que tiene una capacidad de hasta 20 pasajeros.

Pide que te dejen subir a las diferentes limusinas antes de escoger, haz una lista de con qué amenidades cuenta cada una y los pros y los contras para sí poder comparar después. Asegúrate que el lugar donde vas a contratar el servicio cuente con todos los permisos requeridos y que los choferes sean profesionales, responsables y adecuadamente entrenados.

Sabemos que tu lo que quieres es lucir como una princesa llegando a tu fiesta en esa gran limusina, pero no olvides que la seguridad es primero así que si algún lugar de los que visitas no te da buena espina es mejor darse la vuelta y buscar otro.

Pide referencias a tus conocidos que ya hayan contratado este tipo de servicios, no hay nada mejor que la recomendación de boca en boca.

Asegúrate de recibir un contrato por escrito al momento de dejar el depósito donde se especifique el modelo de limusina que estás rentando, la fecha en que la necesitas y de que hora a qué hora será el servicio.

Una vez contratada la limusina ¡ahora si ya puedes concentrarte en planear la fiesta del año!

Take the stress out of planning with our Free Quinceanera Planning Guide