El pastel de terciopelo rojo además de ser delicioso luce por demás elegante con su color intenso. Si el pastel de terciopelo rojo es uno de tus favoritos y estás pensando en tenerlo en tu fiesta de Quince, aquí te contamos un poco acerca de su historia y sus orígenes.

En la actualidad, el pastel de terciopelo rojo recibe su ya tan característico color debido a una gran cantidad de colorante agregado a la mezcla, el cual le da ese color tan vivo. Pero en los tiempos de nuestras tatarabuelas, esto no era así.

El pastel original de terciopelo rojo no recibía su nombre por el parecido con el color de la tela sino por su suave textura. Su textura tenía que ver con los ingredientes que incluía la receta. Ciertamente las recetas podían variar pero todas contenían bicarbonato de sodio y ya fuera vinagre o suero de leche. Ambos, el vinagre y el suero de leche son ácidos, y todos sabemos que pasa al combinar vinagre con bicarbonato de sodio. Las burbujas esponjaban el pastel volviéndolo ligero y suave.

Estos ingredientes también reaccionaban con la cocoa en polvo lo que daba ese color característico al pan. Se dice que la primera vez que este pastel hizo su aparición fue en el hotel Waldorf Astoria, sin embargo otros piensan que sus orígenes se remontan a épocas  anteriores.  

Sin importar dónde hizo su primera aparición, el pastel de terciopelo rojo  se ha vuelto tan famoso que las panaderías y pastelerías en todo el país lo están incluyendo en su menú dándole cada quien su toque personal. Se ha vuelto tan popular en los últimos años que ha heredado su nombre a cupcakes, galletas, helados, ¡incluso al latte!

El pastel de terciopelo rojo es una rica alternativa para tu pastel de Quince. Este consiste en varias capas con un suave sabor a chocolate pero con un distintivo color rojo y con un glaseado entre las capas y cobertura usualmente hecha de queso crema.

Si ya te decidiste que quieres el pastel de terciopelo rojo, debes tener en cuenta que tu pastel va a ser blanco en el exterior y prácticamente no va a llevar decoración alguna. El pastel va a ser una combinación de rojo y blanco y nada más.

Este pastel combina perfecto con diferentes temas de Quinceañera, desde una fiesta tradicional, una fiesta en rojo, con un tema de Reina de corazones, de Minnie Mouse y hasta  con un tema navideño. Por otro lado si el tema de tu fiesta es lo que menos te preocupa y quieres tu pastel de terciopelo rojo, sólo tienes que ir a la pastelería, probarlo y pedirlo.

Por otro lado si quisieras ir un poco más allá con tu obsesión por el pastel de terciopelo rojo, puedes ofrecer también a tus invitados brownies, cupcakes, galletas, cake pops, malteadas y chocolate caliente con sabor a terciopelo rojo. ¡Imagina cómo lucirá tu mesa de postres!

Las memorias de tus Quince años y de tu pastel de terciopelo rojo quedarán grabadas en tu mente para toda la vida y cada vez que vuelvas a probarlo el sabor te llevará de vuelta a ese día tan especial.

Take the stress out of planning with our Free Quinceanera Planning Guide