Si estás buscando la forma de ahorrar dinero para tus Quince Años o simplemente eres de esas chicas a las que les gusta hacer proyectos de manualidades, una excelente opción a considerar imprimir tus invitaciones en casa.

Aunque las invitaciones hechas en impresión tipográfica y las tarjetas hechas a mano son innegablemente elegantes estas pueden llegar a ser muy costosas y salirse rápidamente de tu presupuesto.

Hay muchos sitios en línea donde puedes encontrar ideas fabulosas

Por otro lado, en la actualidad las jóvenes tienen muchas habilidades en cuanto a tecnología se refiere y es por eso que se sumergen en el mundo de las manualidades y toman la decisión de crear e imprimir sus propias invitaciones de Quince Años.

Así tan fácil un proyecto que puedes hacer en casa y aquí te decimos cómo. Hay diversos proveedores en línea que por un costo asequible te dan la oportunidad de personalizar tus invitaciones sobre alguna plantilla pre-diseñada, pagar, y descargar el archivo a tu computadora para que tu lo puedas imprimir más tarde.

Es importante considerar el tipo de papel que quieres utilizar

Ya que estás decidida a hacer tus propias invitaciones, lo primero que tienes que hacer es escoger el estilo. Por supuesto todo va acorde al tema de tus Quince. Como ya lo hemos mencionado en artículos anteriores, la invitación es el primer vistazo que tus invitados darán al tema de tus Quince. Tus invitaciones deben reflejar tu personalidad y estilo.

Aunque vayas a imprimir las invitaciones en tu casa, necesitas considerar un presupuesto que incluya un papel de buena calidad y los cartuchos de tinta que vayas a necesitar, dependiendo del número de invitaciones y del tamaño. También es importante tener en cuenta si vas a agregar algún adorno, los sobres y hasta el costo del envío. Procura siempre tener un poco más de todos los materiales necesarios para tus invitaciones en caso de que eches a perder algunas.

Recuerda que tus invitaciones son el primer vistazo a tu fiesta

Las impresoras caseras tienden a imprimir uno o dos tonos más oscuros de como tu lo estas viendo en la pantalla. Haz pruebas y juega con las combinaciones de colores hasta que estés contenta con lo que ves. Es mejor pasar tal vez un día completo haciendo pruebas de color, letra y tamaño a que no te guste el resultado.

Para mejores resultados cambia las propiedades de la impresora a “alta calidad” o ”foto” y ajusta el tamaño del papel al tamaño actual para que no imprima con algún borde blanco. Si puedes, imprime varias invitaciones en una hoja así ahorrarás un poco más. Escoge un diseño que no sea tan colorido para que no gastes tanta tinta, siempre puedes comprar un papel del color que desee e imprimir directamente sobre él.

Escoge colores brillantes

Una recomendación es que no trates de imprimir en tinta blanca, por ejemplo si tienes un fondo negro y quisieras imprimir letra blanca. Es muy difícil conseguir que éste terminado quede bien imprimiendo en casa ya que se necesitan unos cartuchos especiales.

Es importante que antes de mandar a imprimir 100 invitaciones, cheques que toda la información está correcta como son los nombre, lugar, fecha, hora y que no haya faltas de ortografía pero además que la fuente que estás usando sea legible.

Ya impresas las invitaciones, es momento de cortarlas. Sería bueno que invirtieras en una guillotina o que las cortes con un cutter, pero nunca con tijeras ya que éstas no dejan un corte limpio. Casi todas las plantillas que compras por internet incluyen marcas de corte para que sea más fácil para tí cortarlas.

Empieza a hacer tus invitaciones con suficiente tiempo. El diseño, la impresión, el armado, el poner las direcciones y el envío toma algo de tiempo y no es algo que se haga de un día para otro. Es de buena educación enviar las invitaciones por lo menos ocho semanas antes de la fecha de tu fiesta.

Y tú ¿qué estás esperando para empezar?

Take the stress out of planning with our Free Quinceanera Planning Guide